Principal

Contactar

 

Cronología

 

Índice de Reyes

 

Enlaces

 

Proyecto

 
Segundo Periodo Intermedio
-3500
-3250
-3000
-2750
-2500
-2250
-2000
-1750
-1500
-1250
-1000
-750
-500
-250
0
     

XIV DINASTÍA
(1773-1650 a. C.)

La colonización extranjera del Delta Oriental

Durante el Imperio Medio egipcio, los vecinos reinos asiáticos están en franca expansión. Por un lado suben al poder importantes dinastías amoritas en Babilonia, Asiria y algunas ciudades sirias, así como otras ribereñas de los ríos Jordán y Eúfrates, y por el otro, tras unas importantes migraciones indoeuropeas que se van asentando en la región, se conforman los no menos importantes reinos hurritas de Mitanni y Hatti. Esa circunstancia, desencadenaría a su vez unos importantes movimientos geopolíticos y por ende poblacionales, que modificarían la estabilidad en el área y con ello, la de sus vecinos del sur, los egipcios.

Caravana asiática.
Detalle de la tumba de Jnumhotep (II) en Beni Hassan. XII dinastía

Ante esos cambios, los gobernantes egipcios de la XII dinastía tomaron sus precauciones y ya Sehetepibra-Amenemhat* (I), vió la necesidad de construir en el Delta Oriental el llamado "Camino de Horus". Una serie de 24 fortificaciones tipo migdol (torres altas almenadas) con un claro fin defensivo, pero también, una barrera que tratase de impedir las constantes filtraciones sirio-palestinas que buscaban refugio en el rico Egipto. Ello sin olvidar las acciones militares que tanto Amenemhat (I), como sus sucesores, y especialmente Jakaura-Senusert* (III), realizaron en amplias zonas de su región. Pero bien por el debilitamiento del poder egipcio al final de la XII dinastía quizás producto de las reformas administrativas que Jakaura-Senusert* (III) llevó a cabo con la creación de los ministerios "uaret" y con los que Egipto quedaba dividido en tres demarcaciones geográficas, bien por el imparable expansionismo asiático de la época, que favorecía sus continuas filtraciones, todo ello desembocó en que una ciudad del Delta Oriental, Avaris* (actual Tell el-Daba), con cabe suponer ya una gran población extranjera, se escindiera del resto del país y sus líderes formalizasen lo que se ha dado en llamar XIV dinastía.

No se sabe con seguridad el momento en el que se produjo tal escisión, pero a juzgar por el cese de las actividades egipcias en el Sinaí, y la también falta de construcciones reales en el Delta para ése periodo, se ha pensado que lo más probable es que ese hecho tuviera lugar durante los reinados de Maajerura-Amenemhat* (IV) o de la reina Sebekkara-Neferusobek*, últimos gobernantes de la XII dinastía. Por otro lado, la inexistencia de pruebas documentales que hable de conflictos entre egipcios y estos colonizadores extranjeros del Delta, y aún más, que algunos personajes importantes de su corte fueran de origen egipcio, sugiere que su asentamiento se produjo sin altercado alguno, o si lo hubo, no digno de mención. Si ello fue así, con seguridad pudo ser debido a un proceso gradual de interpenetraciones poblacionales entre asiáticos y egipcios que acabaron siendo aceptadas por éstos últimos, sin duda, por el declive interno de Egipto al final de esa XII dinastía y, como no, el por otro lado auge asiático del momento, uno de los que marcaron su máximo apogeo.

Así pues, con la colonización extranjera del Delta Nororiental, Egipto quedaba dividido en dos reinos. Por un lado, la XIV dinastía que gobernaba esa parte del Delta, y por el otro, la XII que hizo lo propio con el resto del país hasta la llegada de su sucesora dinástica, la XIII dinastía.

Palacio Real de Tell el-Daba
Plano según Bietak, 1997

Como ya se señalaba anteriormente, los reyes y personajes principales de esta dinastía fueron de origen asiático, y gracias a su onomástica, se piensa originarios de Canaán. Nombres para sus primeros reyes como Yakbemu, Yaamu, Qareh, Aamu, Anati, Yaqebhor, etc. con una clara raíz semítica occidental nos lo permiten confirmar. Por otro lado resulta curioso observar otros nombres reales posteriores como Nebfaura, Sanjibra, Jakara, etc., de un claro origen egipcio y que si bien pudieron ser sólo producto de adopciones onomásticas egipcias por parte de los gobernantes extranjeros, también cabe la posibilidad de que alguno de ellos no fueran sino nativos egipcios. Sea cual fuere la verdadera razón, lejos de lo que cabría esperar, se constata entre ambos reinos de la XIII y XIV dinastía, egipcia y cananita respectivamente, una buena vecindad o cuando menos, una aceptación mutua. Una evidencia la tenemos al observar la presencia de personajes de la XIV en el Egipto y la Nubia de la XIII y viceversa, de egipcios de la XIII en el Delta y el Canaán de la XIV o también, en el hallazgo de enterramientos cananitas en el interior de algunas fortalezas y ciudades egipcias de Nubia.

A pesar de la escasez arqueológica existente en el Delta para toda la historia egipcia, se puede considerar que Avaris* fue el lugar donde instalaron su capital y ya que es allí donde se encontraron vestigios de lo que pudo ser un gran palacio real, la ciudad desde la cual se gestionó un reino que abarcaba la franja territorial existente entre Canaán y las ciudades egipcias de Bubastis* y Atribis* (apenas 80 km al sur de Avaris*), lugares en los cuáles los egipcios de la XIII tenían establecida su frontera.

Cilindros y escarabeos del II Periodo Intermedio

Una de las principales fuentes de información para ésta dinastía (y de las que inmediatamente le sucedieron), las hallamos en los escarabeos. En estos objetos, de los que se han encontrado alrededor de un millar además de en Egipto, en Sudán, Palestina y Siria, fueron mayormente utilizados como sellos de representación del rey y familia, así como de los importantes tesoreros reales del momento. En ellos, se ha recogido una inestimable documentación que ha permitido esclarecer, entre otros muchos aspectos importantes, que los reyes de la XIV dinastía no deberían ser considerados "hicsos", como por lo general suele hacerse, por cuanto si aceptamos que tal término tiene su origen en el egipcio "hk3w-h3swt" (Jefes de los países extranjeros), a éstos no se les debería considerar como tal ya que nunca lo utilizaron. Sí sus sucesores de la XV dinastía. Tan común, pero erróneo análisis de ésta dinastía, seguramente viene motivado por una confusión del término "hk3w-h3swt", con el de "hk3w-h3sww" (Jefes de Xois) señalado en la obra de Manetón. A raíz de la información recogida en estos escarabeos y de los lugares donde han sido hallados, cabe señalar que la XIV dinastía mantuvo con Oriente un notable comercio exterior, y como quiera que la mayoría se han ido hallando en ciudades costeras mediterráneas, es de prever la utilización del medio naval en su distribución.

Por los escasos trabajos arqueológicos llevados a cabo en el Delta, y aún la falta de análisis globales sobre los ya existentes, han impedido llevar a cabo hasta el momento una reconstrucción más óptima de la XIV dinastía. Mientras ese momento llega, las lagunas documentales existentes para ésta dinastía, y aún más, para todo el Segundo Periodo Intermedio, nos impiden conocer con detalle un espacio de tiempo de vital importancia para la comprensión de un Imperio Nuevo egipcio que le sucede.

Con la llegada de nuevos emigrantes asiáticos y para ésta ocasión, muy probablemente con origen en Biblos y Megiddo, se hizo de Avaris* el importante centro difusor de cultura y comercio en Oriente durante el II Periodo Intermedio: se iniciaba la XV dinastía.



PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS
POLÍTICOS CULTURALES SINCRONISMO CON EL MUNDO ORIENTAL
- Creación de un gobierno cananita en suelo egipcio - Influencias culturales asiáticas en la egipcia  
- Aceptación velada de su existencia por parte del reino egipcio. Coexistencia con la XIII dinastía - Comercio con las poblaciones costeras mediterráneas. Fábrica de cerámica en Tell el-Yahudiya
- Con la llegada de nuevas incursiones de asiáticas, fin de la XIV dinastía - Importante utilización de los escarabeos

REYES
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
¿?
15
16
17
18
19
20
¿?
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
¿?
36
¿?
37
38
¿?
39
¿?
40
¿?
41
42
43
44
45
46
¿?
47
¿?
48
¿?
49
50
51
52
¿?
53
¿?
54
¿?
55
¿?
56
¿?
a
b
c
d
e
f
g

OTROS PERSONAJES PRINCIPALES
-